info@caminosantiago.com

Soto de Buicio

  • Soto de Buicio

El Soto de Buicio es un paraje que se extiende a lo largo de 30 hectáreas por la comarca de la Rioja Alta. Es un sotobosque de ribera enclavado en el curso medio del río Ebro, muy cercano a Logroño. Los terrenos de la Reserva Natural pertenecen al término municipal de Fuenmayor. El Soto es un ecosistema fluvial. Cuando atraviesa la vega superior riojana las aguas del Ebro están sometidas a un proceso de mineralización progresivo y constante.

Entre las tierras de la Rioja Alta el río discurre bajo unos bosques denominados sotos por crecer al margen de los ríos. Un variado plantel de especies arborícolas caracteriza estos bosques, siendo la aliseda la formación más común, que está asentada en zonas de altísima humedad; a diferencia de álamos y chopos, situados más lejos del cauce y del olmo, resistente a los suelos de menor nivel freático. Fresnos y sauces figuran también entre las especies típicas de este ecosistema fluvial.

El clima se mueve entre veranos calurosos, sin temperaturas tórridas, e inviernos bastante fríos; las heladas son habituales entre los meses de noviembre y abril. La media anual ronda los 13ºC con medias superiores a los 4ºC en el mes de enero y de 20 a 22ºC en julio.

En cuanto a la vegetación que preside el Soto, pueden observarse olmos, fresnos, chopos, sauces y alisos de avanzada edad, y a sus pies un curioso sotobosque de sauco y espino.

Los matorrales de la orilla del río crean una verdadera selva a escala, lugar de acomodo para insectos, anfibios y reptiles varios (libélulas, culebras de agua, ranas), así como especies de aves (carriceros, zampullín chico). En los estratos superiores del Soto figuran el martín pescador, el milano negro, el pito real y la paloma zurita. Las aguas fluviales, no tan ricas en cuanto al número de especies que habitan, hospedan al gobio, la boga, el cacho y el barbo.