info@caminosantiago.com

Parque Natural del Señorío de Bértiz (Navarra)

  • Bertiz

En el Camino Francés, y a pesar de que no figura en la ruta jacobea merece la pena desviarse un poco y visitar el Señorío de Bértiz situado al noroeste de la Comunidad Foral de Navarra, entre las comarcas naturales del Valle del Baztán y la Regata del Bidasoa, río que lo limita por el sur. En el valle del Baztán, vienen a morir los Pirineos a cuya cordillera pertenece el monte Aizkolegi cuyas laderas tapizan el fastuoso bosque de Parque Natural de Bértiz.

 

Los cursos fluviales y arroyos menores del Parque Natural del Señorío de Bértiz, tan abundantes, pertenecen a la vertiente cantábrica de Navarra. Uno de los puntos destacados es la cuenca del Bidasoa, cauce salmonero cuyo camino hacia el mar vertebra y da nombre a toda una comarca navarra, es de corta longitud, unos 60 km, caudaloso y de régimen regular merced al clima atlántico y su elevado índice de precipitaciones.

La proximidad del mar suaviza los rigores térmicos de los inviernos y veranos del Señorío de Bértiz, pues su efecto moderador evita tanto el descenso brusco de las temperaturas invernales, habitual en otros lares de la montaña navarra, como las calinas del estío. Del mismo modo, los vientos cantábricos empujan hacia el interior las humedades y borrascas atlánticas, materializadas en frecuentes lluvias. Debido a estas precipitaciones las especies más significativas del bosque cantábrico son las que se encuentran en este entorno, con predominio del haya en las cotas más altas y del roble en las zonas más profundas y hondonadas del valle. El sauce ha colonizado los márgenes de los arroyos y corrientes fluviales del Parque, además del fresno, el avellano y el aliso.

En toda esta espesura habitan diferentes especies de mamíferos, caso del zorro, gran predador de la zona, el gato montés, el jabalí, el corzo, la nutria, el lirón, aves de fronda, como el gavilán, el azor, el cárabo y reptiles como la salamandra.