info@caminosantiago.com

Colegiata de Roncesvalles

  • colegiata roncesvalles

El monumento más importante de la primera etapa del Camino Francés de Santiago es la Colegiata Hospital de Santa María de Roncesvalles. Se alza encima de le antigua iglesia- hospital fundada por Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y de Navarra, en 1130. Su construcción se inició bajo el reinado de Sancho VII y se cree fue consagrada en 1219. La iglesia, de tres naves, tomó como modelo a la catedral gótica francesa de Notre Dame.

Su cabecera se edificó sobre una cripta que salvaba el desnivel del terreno y a la cual se accede desde el muro del evangelio. Posee además una gran torre cuadrangular de carácter militar, S.XIV, en cuyo interior se encuentra la imagen de la Virgen de Roncesvalles, de estilo gótico y pieza maestra de la Colegiata. Se cree fue traída de Toulouse. La iglesia posee también un rico tesoro, entre cuyas valiosas obras está el Evangelario, del siglo XII, sobre el que prestaban juramento de fidelidad los reyes de Navarra; y dos arquetas, una de ellas del siglo XII trabajada en oro y plata y la otra de estilo mudéjar, con los escudos de los reyes de Navarra.

El edificio original del monasterio fue destruido por un incendio en el año 1400, conservándose tan sólo la sala capitular, posteriormente convertida en la Capilla de San Agustín. En ella se encuentran los sarcófagos góticos del rey Sancho VII el Fuerte y de su esposa, Doña Clemencia de Toulouse. El claustro actual es del siglo XVII.

La cripta consta de un tramo recto de bóveda de cañón y un ábside pentagonal, en cuyos tres paños centrales se abren ventanas abocinadas. En ella se conservan pinturas murales de carácter decorativo del siglo XIII que cubren por completo sus paredes y bóvedas, reproduciendo cenefas con grecas tridimensionales, bandas con decoración vegetal, fingimiento del despiece de la sillería e imitación de cortinajes.

En la Colegiata se halla también la Capilla de Santiago ó Silo de Carlomagno y un Museo-Biblioteca de finales del s. XIX que recoge muchos de los tesoros acumulados a lo largo de la historia como el Ajedrez de Carlomagno, la Virgen del Tesoro, el Evangelio románico de plata...

Próxima a la Colegiata se encuentra la Capilla románica del Sancti Spiritus (S.XII) que sirvió de enterramiento para los peregrinos fallecidos en este lugar. La Colegiata de Roncesvalles ha sido siempre un punto clave en la Ruta Jacobea. En la actualidad se sigue realizando la bendición del peregrino como en los albores de las peregrinaciones.