info@caminosantiago.com


El nombre de esta villa nos trae ecos de su pasado esplendor cuando fue Sede Episcopal. También fue punto temible en el trazado jacobeo medieval al iniciarse allí los Montes de Oca plagados de bandidos y salteadores. Esta población cuenta hoy con 120 vecinos. Un pequeño desvío permite acercarnos a la salida de la villa hasta Valdefuentes, lugar donde se encuentran los restos de lo que fuera importante priorato y hospital cisterciense en el siglo XII.
QUÉ VER:
- Monasterio de San Félix de Oca (s. IX). Un kilómetro antes de entrar a la villa. Hoy se aprecian los restos de un ábside de este cenobio mozárabe. Aquí fue enterrado el conde Diego Rodríguez Porcelos, fundador de la ciudad de Burgos.

- Las ruinas de la iglesia de San Félix es un monumento declarado como Bien de Interés Cultural.

- Iglesia parroquial de Santiago (finales del s. XVIII). En su interior guarda una interesante talla barroca del Apóstol. Llama la atención su cúpula de estilo riojano que remata la torre.

- Hospital de San Antonio Abad (s. XIV). Fundado por la reina de Castilla Juana Manuel, en 1380, conserva una portada (ss. XV-XVI) tras la que se abre el patio con restos del siglo XV. Fue una importante institución jacobea y hoy el edificio está totalmente restaurado.

- Ermita de la Virgen de la Oca. Situada en un bello paraje junto al pozo donde la tradición señala el martirio de San Indalecio, discípulo de Santiago. El segundo domingo de agosto se celebra aquí una interesante romería.