info@caminosantiago.com

Villa jacobea por excelencia situada en la confluencia de los ríos Valcarce y Burbia. Es el nucleo histórico por excelencia del Bierzo y entre su rico patrimonio artístico cuenta con seis monumentos declarados Bienes de Interés Cultural además de la denominación de Conjunto Histórico atribuido a la zona antigua de la villa. De forma efímera fue capital de la quinta provincia Gallega en el año 1822. Actualmente este núcleo urbano está formado por 2.346 habitantes.

QUÉ VER:

- Iglesia de San Francisco. Destaca su portada románica del siglo XIII y su nave con artesonado mudéjar. Un incendio en 1968 acabó con el archivo de la iglesia.

- Iglesia de Santiago. Románica del siglo XII. Tiene una sola nave y en la portada lateral, al norte, está la Puerta del Perdón, joya de la iglesia. Fue restaurada en 1958 bajo la dirección del arquitecto Ramón Cañas del Río.

- La Puerta del Perdón toma su nombre porque los peregrinos impedidos para seguir viaje hacia Compostela, obtenían, y siguen obteniendo, las mismas indulgencias que en la tumba del Apóstol.

- Castillo Palacio de los Marqueses. De planta rectangular, se comenzó a construir a principios del siglo XVI. En la guerra de la Independencia sufre un gran incendio, pero mantienen las torres originales y se rehabilita a partir de la mitad del siglo XIX.

- Convento de la Anunciada. Fundado por el quinto Marques de Villafranca, Pedro de Toledo y Colonna. Posee una colección de pintura flamenca de principios del siglo XVII, conocida como “Los ermitaños de la Anunciada”.

- Convento de San José. Fundado en el siglo XVII por el Canónigo de la Catedral de Santiago de Compostela, Don Luis de Castro, destaca en su interior el retablo barroco en el que intervienen José Ovalle, Andrés de Benavente e Isidro Valcarce.

- Colegiata de Santa María. Se eleva sobre el antiguo solar ocupado por el Monasterio de Santa María de Cluniaco o Cruñego. Edifi cada en el siglo XVI pertenece al gótico tardío con elementos platerescos.

- San Nicolás el Real. Fue convento de jesuitas aunque en la actualidad lo regentan los Padres Paúles. Pertenece al estilo Barroco italiano. En su interior destaca su retablo churrigueresco, su claustro barroco y el Patrón de Villafranca: El Cristo de la Esperanza.

- Calle del Agua. En la que podemos contemplar los Palacios de Torquemada, Álvarez de Toledo y la capilla de Omañas. En esta vía pública nacieron Fray Martín Sarmiento y el novelista Gil y Carrasco.

- Convento de la Concepción. Fundado por Don Pedro de Toledo y Doña María Osorio. En 1868 se transforma en cárcel hasta que en 1892 se restituye a su uso religioso.

- Monasterio de San Francisco. Destaca su portada románica del siglo XIII y su nave con artesonado mudéjar, así como la cabecera gótica del siglo XV, y capillas del XVI. Guarda varios enterramientos interesantes como el de Gil y Carrasco, poeta romántico del siglo XIX.

- Iglesia de San Juan o de San Fiz de Viso. Está construida sobre un aljibe romano y encuadrada dentro del estilo románico rural de finales del siglo XII y comienzos del XIII.