info@caminosantiago.com


El viejo Portomarín quedó sepultado bajo las aguas del embalse, construido en la década de 1960. Estaba formado por los burgos medievales de San Pedro y San Nicolás y mantenía uno de los puentes romanomedievales más célebres de la ruta. En el traslado de la villa a un nuevo asentamiento se conservaron varios pazos y las iglesias románicas de San Pedro y de San Nicolás.

QUÉ VER:

- Iglesia de San Nicolás.

- Portada de la Iglesia de San Pedro (1182).

- Casa del Conde (XVI). Palacio Berbetoros (s. XVII).

- Escalinata y Capilla de las Nieves.

- Puente del Miño

-Museo Etnográfico