info@caminosantiago.com

LAS CIEN DONCELLAS

Cuenta la leyenda que en tiempos del mítico rey Mauregato, los conquistadores sarracenos imponen a los cristianos la obligación de entregarles cada año un tributo de cien doncellas.

Habían en todo esto de Almanzor dar
cien doncellas hermosas que fuesen por casar,
habíanlas por Castiella cada una buscar,
habíanlo de cumplir, pero con gran pesar.

Dice con gracioso anacronismo el Poema de Fernán González.

Este tributo se mantiene hasta el reinado de Ramiro I, quien se niega a que sea satisfecho, lo que desencadena una encarnizada guerra que libra su batalla decisiva en los campos clavijanos. En tal momento y en desventaja las tropas cristianas, aparece el apóstol Santiago sobre su blanco corcel: blande una cegadora espada con la que carga contra la morisma y consigue decantar la suerte del lado de la Cruz. Corre el día 23 del mes de mayo del año 844 del Señor.

Extractos del libro "Curiosidades del Camino de Santiago". Autor.- Juan Ramón Corpas Mauleon. Editorial Edilesa